Prescripción de los créditos laborales

Imagen2En Uruguay, las acciones originadas en las relaciones de trabajo prescriben al año, a partir del día siguiente a aquel en que haya cesado la relación laboral en que se fundan. Es decir, que finalizada la relación laboral, corre un año para reclamar.
Por su parte, los créditos o prestaciones laborales prescriben a los cinco años contados desde la fecha en que pudieron ser exigibles.
Por ejemplo, si un empleado comenzó a trabajar el 22 de febrero de 2003 y se desvinculó de la empresa el 30 de diciembre de 2009 y nunca cobró salario vacacional, tendrá un año, a partir del 31 de diciembre de 2009, para iniciar las acciones que le permitan exigir lo adeudado. El plazo de cinco años se toma en cuenta para determinar las sumas adeudadas, en consecuencia podrá reclamar el salario vacacional no pago durante los últimos cinco años, ya que los vacacionales anteriores estarán alcanzados por la prescripción y no pueden reclamarse.
Como estos cinco años se cuentan a partir del nacimiento del crédito, en este caso debe considerarse que el beneficio debe ser pago antes de comenzar el goce de la licencia anual correspondiente.
El plazo de un año y el de cinco años se interrumpen con:
• La presentación del empleado ante el MTSS solicitando audiencia de conciliación
• La presentación de la demanda
• La presentación de cualquier otra gestión con ese objetivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s